Un invierno lleno de colores vivos

Lejos queda ya esos inviernos donde los colores más vivos parecían desterrados de nuestro armario esperando a que llegara el buen tiempo, igual de lejos que los inviernos donde el negro, gris y marrón eran los colores que llenaban el street style. Desde hace algunas temporadas los colores ¨típicos del verano¨ están usándose cada vez más en inviernos y el turquesa es uno de los que están de moda este invierno.

turquesa

Aunque debido a su tonalidad que nos recuerda al mar, el turquesa siempre ha estado muy presente durante nuestro veranos, pero un color tan bonito es para llevarlo todo el año y así lo han visto muchos.

 

 

Lo bueno de este color es que tiene muchas tonalidades desde su versión más pastel como la menta hasta un azul muy vivo e intenso. Otra de sus ventajas (puede que la más importante) es que favorece a todas independientemente del tono de piel que tengas, el turquesa te quedará bien.

 

 

A este color se le suele calificar como un color fresco, suave, sereno y que aporta luz, lo cierto es que sin duda aporta mucho luz al rostro, sobretodo si lo llevas en la parte de arriba de nuestro cuerpo.

Si lo que quieres es darle un punto de color a tu look añadiendo un complemento en este color, no tendrás ningún problema en encontrar un bolso o unos zapatos en este color, que por cierto quedarán estupendamente.

turquesa 9

Aunque teniendo en cuenta que este color debe su nombre a una piedra preciosa, si lo que buscas el detalle, nada mejor que una joya.

turquesa 10

Por último, otra opción que queda muy bien, es llevar este color en nuestro maquillaje.

turquesa 11

Consejos para una pedicura infalible

Es tiempo de sandalias y por eso también es tiempo de que nuestros pies estén en perfecto estado. Durante el invierno nuestros pies están siempre ocultos y no suele recibir muchos cuidados, pero es llegar el verano y todos es mayor o menor medida queremos tener unos pies bonitos. Así que para cumplir este objetivo, que mejor que unas cuantas pautas para hacernos una pedicura infalible en nuestra casa.

pedi

QUITAR ESMALTE

Antes de empezar la pedicura, necesitas hacer unos pasos previos para preparar nuestros pies y sobretodo nuestras uñas. Lo primero que hay que hacer es quitar con cuidado los restos de esmaltes anteriores (si lo tienes), hazlo con un algodón y preferiblemente con productos sin acetona, ya que estos pueden dañar la piel y las cutículas.

pedi 1

LAVAR LOS PIES

Una vez quitado todo el esmalte viene el momento spa. Pon una palangana con agua templada y echa sal gorda, una bolsita de tila y unas gotas de limón (eso bastará para que nuestros pies queden perfectos) y mete los pies durante 10 minutos.

pedi 2

EXFOLIAR

Es uno de los pasos más importantes. Después de los 10 minutos con los pies en remojo, llega el momento de la exfoliar nuestros pies. Aplica el gel exfoliante en tus pies a través de masajes circulares, luego retira el gel alternando agua tibia con agua fría (es muy importante que el último enjuague sea con agua fría).

pedi 3

CORTAR LAS UÑAS

Este paso tiene bastante miga, así que ten cuidado. coge las tijeras o las uñas (lo que te resulte más cómodo) y recuerda cortar las uñas en línea recta (así evitarás que te salgan uñeros) para no cambiar la dirección de crecimiento de nuestras uñas y en cuanto a la largura, lo ideal sería que te cortaras las uñas tomando como medida las yemas de los dedos, que sobresalgan un poco las uñas con respecto de las yemas (así evitaras que las uñas se encarnen).

pedi 4

MOMENTO LIMA

Coge una lima, de las típicas que son redondas en los extremos y cuadradas en el centro. Lima las esquinas y los bordes. Empieza  a limar con la parte más rugosa de la lima para dar forma a la uña, después con el lado más fino de lima para suavizar. La clave está en limar las uñas en una sola dirección, para evitar romper o rayar las uñas.

pedi 5

CUIDADO CON LAS CUTÍCULAS

Es momento de que le prestes especial atención a las cutículas. Después de todos los pasos ya no deberías tener problemas con las cutículas, porque no tendrían que estar duras. Empuja las cutículas hacia atrás con un palito de naranja (lo más importante es que nunca debes cortarte las cutículas en casa). Si están duras a pesar de haberlas humedecido puedes aplicar un producto para ablandar cutículas y deja que actué un minuto.

pedi 6

 LAS DUREZAS

Ahora toca dejar a una lado las uñas y  prestar atención a las durezas que tengamos en el pie. Con el pulidor repasa los talones, la almohadilla interior y entre los dedos. Frota con cuidado para no hacerte daño y después deja un par de minutos para hacerte un masaje a conciencia en tus pies.

pedi 7

ENVUELVE LOS PIES

Humedece una toalla con agua caliente y envuelve tus pies en ella. Deja la toalla alrededor de tus pies hasta que esta se enfríen, después seca tus pies perfectamente.

pedi 8

PON COLOR

El último paso para terminar nuestra pedicura es poner color a nuestras uñas. El primer paso es secar perfectamente las uñas, después aplica esmalte de uñas transparente, después aplica una capa de esmalte (la que hayas elegido), espero cinco minutos y aplica otra capa de ese esmalte. Por último da un toque de brillo para que el resultado quede perfecto.

pedi 9

Esto te llevará tiempo, pero si tienes paciencia podrás conseguir una pedicura bastante profesional y que seguro que te merecerá la pena.